6 ago. 2014

Dramas que causan funcionarios estultos



Una vez más me veo obligada a solicitar la solidaridad de mis lectores. La estulticia o la mala intención de una funcionaria del SEPE me ha dejado el mes de agosto con unos ingresos de tan solo 122 euros de la RAI por no hacer las cosas como tendría que haberlas hecho. El día 11 de julio me dirigí al SEPE de Torrevieja para solicitar la renovación de la esa ayuda que se da en años alternos, excepto a las personas con una discapacidad. 

Como yo tengo el 37% a causa de mis dolencias de espalda –he sufrido ya la rotura de cuatro vértebras a causa de una osteoporosis aguda, que aunque no me lesionaron la médula me dejaron muy tocada- la solicité. Podría haberme admitido la solicitud ese mismo día y habría percibido completa la paga en agosto. Pero se negó, me exigió la presentación de toda la documentación, como si la solicitud fuese nueva, incluida una fe de vida –solicitud esta que en el Ministerio sorprendió que se pidiese- que no podría obtener hasta una semana después, dado que los Juzgados de Torrevieja solo la dan los viernes. A causa de esa exigencia y por la dichosa burocracia perdí doce días, que son la causa por la que percibiré tan solo 122 euros. He intentado recurrir por todos los medios la medida, pero desde el teléfono de atención del Ministerio, o incluso escribiendo un correo para recibir información nadie me da razón de cómo hacerlo. Me dicen que me entreviste con la jefa del SEPE, pero esta se niega a recibirme. 
 
Obviamente con esa escasa cantidad que percibiré el mes de agosto no podré hacer frente al alquiler –en cuyo contrato figura que el débito de una sola mensualidad podrá hacer que el casero inicie los trámites de desahucio si el día 10 no lo abono- ni al pago de la luz…ni a poder comer. 

Una vez más la burocracia y la mala voluntad, o la obediencia a consignas de la superioridad, hacen mella en la economía de una parada sin posibilidad de encontrar trabajo por la edad y el estado de salud. 

Ante esa situación es por lo que de nuevo me atrevo a solicitar la solidaridad de mis lectores. Si contribuís con alguna cantidad en la medida de vuestras posibilidades quizá pueda recaudar el dinero necesario para poder hacer frente a los 400 euros que tengo que abonar al casero –la mensualidad y una parte de la fianza que aún le debo- y al recibo de luz. En caso contrario no sé qué será de mí, aunque superado ese bache, una vez que cobre mensualmente los 426 euros podré irme bandeando de mala manera, pero sin el terror a quedarme en la calle.

En esta misma web podéis ver el número de cuenta donde poder ingresar vuestra ayuda. Mil gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario